Cacerolazo contra el gasolinazo

Eran las 9:45 ya se empezaban a escuchar los primeros sonidos de las cucharas y cucharones pegando en las cacerolas, una decena de personas, muchos acompañados por sus hijos, ya estaban reunidos frente al Carmen Alto, a unas cuantas cuadras, se veía un contingente que traía consigo pancartas donde exigían la renuncia de Peña Nieto, lo llamaba mentiroso y se pronunciaban en contra del gasolinazo.

Playeras blancas impresas con la leyenda Cacerolazo contra el Gasolinazo en tonos negro, amarillo y rojo, que también mencionaban Peña nos mentiste, eran portadas por decenas, junto a volantes, calcomanías y carteles con el mismo diseño.

Poco a poco más y más gente llegaba caminando, en transporte público o en sus autos, preparados para protestar, al lugar de concentración un grupo encabezado por Karina Barón y Jesús Romero, diputados federal y local respectivamente, se acercaba para iniciar la actividad.

Un altavoz sirvió a Jesús Romero para hacerse escuchar entre la multitud ya preparada con cacerola en mano para dirigirse hasta las oficinas del SAT ubicadas sobre García Vigil a no más de dos calles de donde estaban todos.

“La Costa y Mixteca van a pagar la gasolina más cara 16.10 pesos cuesta el litro de magna, no es posible que nos dividan en cinco categorías, no somos oaxaqueños de primera, segunda, quinta, Tenemos que hacer manifestarnos, hacernos escuchar pues la pretensión de Enrique Peña es que el combustible llegue por encima de los 20 pesos el litro”, dijo Jesús Romero.

Todos partieron hacia el punto pactado, las oficinas del SAT, al unísono, estridentes con cacerolas, sartenes y cucharones en la mano, gritaban ¡cacerolazo contra el gasolinazo! una y otra vez, desenado que aquellos con los que se encontraban en su andar supieran por qué y para qué se encontraban ahí.

Reporteros de medios locales y nacionales también acompañaron el cacerolazo contra el gasolinazo, pero para su cobertura, realizaron preguntas a los legisladores, tomaron fotografías y videos sobre varios aspectos, todo para obtener todos los detalles para brindar información oportuna.

De repente un par de chicos que integraban la protesta comenzaron a pedir a los conductores les dieran autorización para pegar calcomanías en sus vehículos, muchos accedieron al estar en desacuerdo con el alza de la gasolina, incluso uno que otro con mayor convicción pidió que colocarán más de una o que le regalarán varias para poder repartirlas.

Los minutos pasaban, pero la protesta continuaba frente a las oficinas del SAT, algunos un poco cansados decidieron sentarse, pero no dejaron de sonar su cacerola, decían que, a pesar del sol, sabía que el manifestarse es por un bien común, para no dejar que se continúe privatizando todo en el país, por un futuro mejor para sus hijos.

Varios curiosos se acercaban, al saber de qué se trataba manifestaban su apoyo a la protesta, “no se vale que nos sigan jodiendo”, dijo un señor de avanzada edad que celebró se realizará el cacerolazo.

Faltando unos cuantos minutos para las 12:00 horas Jesús Romero, junto a Karina Barón, Pavel López, así como diversos dirigentes e integrantes de organizaciones aglutinadas en El Campo es de Todos cruzaron la calle para justo en la entrada de las oficinas de esta dependencia que apodaron “chupa sangre, pues cada vez ahorca más y más a millones y millones de mexicano, en donde de forma rítmica sonaron sus cacerolas, mostrando su repudió al alza del combustible, su descontento con el gobierno de Peña  Nieto.

Después de permanecer por más de dos horas se retiraron como llegaron pacíficamente, no sin antes invitar a todos los oaxaqueños a que se unan al amparo colectivo que promoverán contra el gasolinazo, y también recordar que todos los lunes de enero y el primer lunes de cada mes durante el 2017 tendrán alguna acción para manifestarse contra esta acción anticonstitucional.